Wednesday, July 17, 2024
HomeNotas importantesHipertensiónMedicamentos de venta libre que pueden aumentar la presión arterial

Medicamentos de venta libre que pueden aumentar la presión arterial

“Si tiene la presión arterial alta, tenga cuidado al elegir productos para tratar los síntomas o el dolor del resfriado y la gripe”.

A medida que llega el invierno y la temporada de resfriados y gripe comienza a alcanzar su punto máximo, muchas personas se dirigen a las farmacias en busca de productos para aliviar los resfriados y los dolores. Los remedios para el resfriado, las alergias y los problemas de los senos nasales son la categoría de medicamentos de venta libre que se compra con más frecuencia en este país.

Los analgésicos como el ibuprofeno y otros medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINE) también son muy populares y se encuentran con frecuencia en una combinación de medicamentos para el resfriado y la gripe.

Pero algunos de estos productos pueden presentar riesgos para las personas con presión arterial alta. A continuación, se ofrecen algunas pautas sobre qué evitar y sugerencias para alternativas más seguras.

LIMPIAR LA NARIZ TAPADA:

“Los productos más preocupantes son los que contienen descongestionantes, porque contraen o estrechan los vasos sanguíneos, lo que puede elevar la presión arterial“, dice Joanne Doyle Petrongolo, farmacéutica del Hospital General de Massachusetts afiliado a Harvard.

Cuando tiene un resfriado, su cuerpo envía sangre adicional a su nariz. Los vasos sanguíneos y los tejidos cercanos se inflaman y provocan congestión o congestión nasal.

Pero si toma un descongestionante, afectará a todos los vasos sanguíneos, no solo a los de la nariz. Por eso es más seguro evitar los productos que contienen oximetazolina (Afrin), pseudoefedrina (Sudafed) y fenilefrina (Suphedrin PE).

Sin embargo, no puede simplemente evitar esas marcas, ya que muchas docenas de otros productos incluyen esos descongestionantes en sus listas de ingredientes, dice Doyle Petrongolo.

Muchos son productos combinados que contienen uno o más medicamentos adicionales para tratar la fiebre, la tos o el dolor de garganta, por ejemplo.

Cuando incluye marcas genéricas y de tiendas (que difieren entre las cadenas de farmacias), hay una abrumadora cantidad de opciones.

En lugar de examinar todas las etiquetas, aconseja a las personas que le pidan a un farmacéutico que recomiende un producto que no contenga descongestionantes y que sea seguro para las personas con presión arterial alta.

Algunas personas encuentran que los antihistamínicos, que alivian síntomas como secreción nasal, ojos llorosos y estornudos, pueden aliviar algunos síntomas del resfriado y la gripe. Los ejemplos incluyen clorfeniramina (Chlor-Trimeton) y difenhidramina (Benadryl).

Si bien no afectan la presión arterial, las personas mayores deben tener mucho cuidado al tomar estos medicamentos, ya que pueden causar somnolencia y visión borrosa, lo que aumenta el riesgo de caídas, dice Doyle Petrongolo.

ALIVIAR DOLORES Y MOLESTIAS:

Las personas con presión arterial alta también deben tratar de minimizar el uso de AINE, que incluyen ibuprofeno (Advil, Motrin) y naproxeno sódico (Aleve, Naprosyn).

Estos medicamentos, que son metabolizados por los riñones, estimulan al cuerpo a retener sal y agua. El exceso de líquido resultante en el cuerpo puede elevar la presión arterial. Los AINE también pueden dañar los vasos sanguíneos y causar problemas cardiovasculares.

Tomar AINE para el dolor de cabeza ocasional o la distensión muscular no suele ser un problema. Pero algunas personas con dolores y molestias los toman de forma rutinaria, a veces más por hábito que por necesidad.

“Si tiene un dolor tan intenso que siente la necesidad de tomar ibuprofeno durante más de unos pocos días, consulte a su médico”, dice Doyle Petrongolo.

Él o ella pueden evaluar si necesita un analgésico de prescripción médica, agrega, y señala que el dolor incontrolado también puede aumentar la presión arterial.

El acetaminofén (Tylenol) puede ser una buena alternativa, aunque no tiene las propiedades antiinflamatorias de los AINE. Para las personas con dolor en las articulaciones debido a la artritis, otra opción es el gel tópico de diclofenaco (Voltaren Arthritis Pain).

Disponible con receta médica en forma de píldora, el diclofenaco es un AINE. Pero se cree que la formulación en gel de venta libre es más segura que tomar una pastilla porque los niveles más bajos del medicamento terminan en el torrente sanguíneo.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
Dr. Benjamin Díaz Curiel

Lo más leido